132. Poesía más Poesía: Sarojini Naidu

SAROJINI NAIDU

BIOGRAFÍA

Sarojini Chattopadhyay (después se llamaría Sarojini Naidu por el apellido del marido) nació el 13 de febrero de 1879 en Hyderabad (es la capital del estado de Telengana en el sur de la India) y murió en Lucknow, 2 de marzo de 1949.

Su padre,  Aghore Nath Chattopadhyay, era doctor en Ciencias por la Universidad de Edimburgo. Fue un científico y filósofo que ayudó a fundar Nizam College, donde se desarrolló como director hasta que fue destituido por sus actividades políticas.

La madre de Sarojini,  Barada Sudari Deli era poeta y escribía poesía en bengalí y sánscrito.
La familia de Sarojini Naidu pertenecía a una familia de brahmanes Kulin bengalí.
Los padres de Naidu fundaron la primera escuela para niñas en Nampally y trabajaron por los derechos de las mujeres en la educación y el matrimonio.
Sarajoni era la mayor de ocho hermanos. Uno de sus hermanos, Birendranath fue un activista que trabajó para la revuelta pro-alemana y anti-británica en la India durante la Primera Guerra Mundial. Otro hermano, Harindranth, fue poeta, dramaturgo y actor. Su hermana Sunalini Devi llegó a ser bailarina y actriz y Suhashini Devi fue una activista comunista.

Sarojini creció hablando Urdu, bengalí e inglés. A los doce años, en 1891, fue aceptada en la Universidad de Madras. Alcanzó fama nacional cuando superó el examen de matriculación en la universidad. Su padre quería que estudiara matemáticas, pero ella se inclinaría más por otros menesteres y por la poesía. Como anécdota señala que una vez estaba trabajando en un problema de álgebra y como no podía encontrar la solución, decidió tomar un descanso y en el mismo libro escribió un poema de 1300 líneas, “La dama del Lago”. En ese mismo año le publicaron su primer libro de poemas en persa Maher Munveer, que impresionó por su belleza al Nawal de Hyderabad. Lo escribió en la lengua persa. Sarojini es conocida con el sobrenombre de “El ruiseñor de la India”.

Cumplidos los dieciséis años, continuó sus estudios en Inglaterra en el Kings, College de Londres, después de concederle una beca para estudiar en el extranjero. Pasó al poco tiempo al Girton de Cambrige, donde estudia diversas lenguas. Conoció a famosos premios de su tiempo como Arthur Symons y Edmond Gosse. Se involucró en algunas de las actividades del sufragio femenino.
Cuando ella era estudiante, su padre se manifestaba a favor de la independencia de India y fue encarcelado.

A los diecinueve años, estudiando en la Universidad conoció al Dr. Govindarajulu Naidu, un no-brahmán y médico de profesión, y se enamoró de él. Después de terminar sus estudios a la edad de 19 años, se casó con él durante el tiempo en que los matrimonios entre castas no estaban permitidos. A su padre, que era una persona de pensamiento progresista, no le importaba lo que otros dijeran. Contraer matrimonio de esas características en aquella época en la India era un crimen, pero la familia de Sarojini aceptó la unión. Tuvieron dos hijas y dos hijos.

Dr Muthyala Govindarajulu Naidu (deceased) - Genealogy
Dr Muthyala Govindarajulu Naidu y Sarojini Naidu

En 1905 publica El Umbral de Oro, con gran número de lectores indios e ingleses.

Se integra al movimiento del Congreso Nacional Indio (CNI), liderado por Mahatma Gandhi, que buscaba la independencia del dominio británico por medio de la desobediencia civil no violenta. Sarojini se vio atraída por la causa después de la partición de Bengala en 1905.

Conoció a Gopal Krishna, líder político liberal, quien le indicó a su hijo que usara la poesía de Sarojini para revitalizar la pasión por la independencia entre las masas. Publica en ese mismo año una primera edición de poemas: The Garden Thureshold.
En 1912 publica El pájaro del tiempo y El ala rota: Canciones de amor, la muerte y la primavera, entre ellos “The Gift of India”, cuya primera lectura en público fue en 1915.

Comienza en 1915 un viaje de tres años a través de toda la India realizando conferencias sobre feminismo, bienestar social, emancipación y nacionalismo, intentando sacar a la mujer india del oscurantismo en que estaba sumida e intentando emancipar al mayor número de mujeres.

Naidu (de pie a la derecha) con MK Gandhi y Charlie Chaplin en Londres, 1931

Conoció a Mahatma Gandhi en 1916 y dirigió totalmente sus energías a la lucha por la libertad. Ella era como un general del ejército vertiendo el entusiasmo entre los corazones de los indios. La independencia de la India se convirtió en el corazón y el alma de su obra.

La lucha en India por lograr su independencia de Gran Bretaña – Blog de  Exordio

En 1917 fundó la Asociación de Mujeres Indias (WIA), entidad que buscaba el derecho a voto y ocupar cargos legislativos. Sarojini despertó a las mujeres de la India y las sacó de la cocina. Junto a Annie Besant y otros, reclamaron los derechos de la mujer en el Congreso Nacional de la India en 1918. Regresó a Londres en mayo de 1918 para hablar ante un comité que estaba trabajando en la reforma de la Constitución de la India. Ella y Annie Besant abogaron por el voto de las mujeres.
En 1917 publica Muhammad Jinnah: Un embajador de la Unidad.
En 1918, publica Fiesta de la Juventud.
En 1919 participa en  la lucha pacífica del Mahatma Gahndi por la independencia de su país permaneciendo a su lado hasta conseguir la ansiada libertad, en el Movimiento de la No-Cooperación organizado y liderado por Gahndi.

Gahndi fundó este movimiento en respuesta a la Ley Rowlatt aprobada por los británicos, por la que los británicos querían negar lo derechos civiles a los indios. En ese mismo año fue designada Sarojini embajadora de la autonomía de la Liga de Inglaterra.
Conseguida la independencia, Sarojini Naidu es elegida como la primera mujer en presidir el Congreso Nacional Indio, luego sería gobernadora del estado de Uttat Pradish. Fue la primera mujer en obtener un cargo de esas características.

Con Mahatma Gandhi

En 1924 fue nombrada delegada del movimiento nacionalista moderno del este de África.
En 1925, ya elegida presidenta del CNI (Congreso Nacional Indio) siendo la primera mujer en ocupar el cargo, presidió la cumbre del Congreso de Kampur.
En 1928 llegó a Estados Unidos con el mensaje del movimiento de no-violencia de Gandhi.
En 1930 Gandhi fue arrestado, y ella tomó el timón del movimiento.
En 1931 participó en la Cumbre de Mesa rendonda junto con Gandhi y Malaviyaji Pundit (reformador educativo y político indio notable por su papel en el movimiento de independencia de la India )
En 1942 fue encarcelada también por su liderazgo en la revolución pacífica “Quit India”. Estuvo encarcelada durante dos años con Gandhi. Después de ser liberada presidió el Comité Directivo de la Conferencia de Relaciones asiáticas. Continuó trabajando, escribiendo y defendiendo la independencia de India. Se logró en 1947

Mahatma Gandhi y Sarojini Naidu en la sesión del AICC de 1942

En 1943 publica póstumamente La flauta cetro: Songs of India, Allahabad: Kitabistan .

En 1947, poco antes de proclamar al independencia de Gran Bretaña, el gobierno de nueva Delhi adoptó la Tiranga (bandera de India) como enseña nacional de la India. Sarojini diría que “ bajo esta bandera, no existen diferencias entre los príncipes y los campesinos, entre los ricos y los pobres, entre los hombres y las mujeres”. Ha de tenerse en cuenta que en esta país convivían la democracia y el tradicional sistema de castas –o varnas– formado por los brahmanes (sacerdotes), chatriyas (guerreros), vaishiyas (comerciantes) y sudras (campesinos y artesanos), dejando fuera de este orden a los parias.

Continuó trabajando y escribiendo, muriendo el dos de Marzo de 1949 de un ataque al corazón mientras trabajaba en su despacho. Su hija Padmaga continuó su labor y publicó y editó en 1961 la obra póstuma de la colección de poemas de Sarojini Naidu: “The Feather of The Dawn” .

Sarojini Naidu con la princesa de Nabha y su hija

Poetisa, defensora de los derechos civiles, de la emancipación femenina y anti-imperialista, fue una gran patriota, política, oradora y administradora. Se podría decir que es una de las mujeres más destacadas de la India. Incluso en su cumpleaños se celebra el “Día de la Mujer.”

Mahashree Arvind, Rabindranath Tagore y Jawaharlal Nehru fueron algunos de los miles de admiradores de su obra. Sus poemas tenían palabras en inglés, pero un alma india.

Una de sus célebres citas es : “Cuando hay opresión, lo único que se respeta es levantarme y decir que esto cesará hoy, porque mi derecho es la justicia.”

POEMAS

A UN BUDA SENTADO EN UN LOTO

Señor Buda, en tu trono de Loto,
con ojos suplicantes y manos jubilosas,
¿qué éxtasis místico posees,
inmutable y fundamental?
 
El viento del cambio para siempre sopla
a través del tumulto de nuestro camino,
Los dolores nonatos del mañana deponen
las penas de nuestro ayer,
el sueño produce el sueño
contienda sigue a contienda
y la muerte desteje las telas de la vida.
 
Para nosotros el trabajo y el calor.
los secretos rotos de nuestro orgullo,
las lecciones arduas de la derrota,
la flor aplazada, el fruto negado;
pero no la paz, ganada supremamente,
señor Buda, en tu trono de loto.
 
Con manos fútiles queremos ganar
Nuestro deseo inaccesible,
queremos obtener cimas más divinas,
con fe que se hunde y pies que se cansan.
Pero nada conquistará ni controlará
el hambre de nuestra alma, dirigida
hacia el cielo.
 
El final, evasivo y lejano,
aún nos tienta con su vuelo insinuante,
y todos nuestros momentos mortales son
una sesión del infinito.
¿Cómo alcanzaremos el grande y desconocido
Nirvana de tu trono de loto?
 

EL LOTO

a Gandhi
 
¡Oh místico loto sagrado y sublime,
inviolado en la gracia de tus mil petálos,
dominando las nubes pasajeras del trágico destino,
profundamente arraigado en el corazón de la eternidad!
 
¡Cuántas huestes de abejas salvajes
de apetitos insaciables,
procedentes de varios países lejanos,
cuántos vientos hambrientos
de alas de esperanza o de odio,
se han amontonado en torno de tu belleza milagrosa
para devastar su encanto,
para extinguir el arrobamiento más íntimo
de tu glorioso corazón!
 
¿Mas quién podría conquistar su secreto?
¿Quién podría alcanzar tu belleza sin edad?
¡Oh tú que coexistes
con el señor de la vida y de la muerte!
 

SALUTACIÓN A LA PAZ ETERNA

Dicen los hombres que el mundo está lleno
de miedo y odio, oscuros,
y que todos los campos de cosecha maduros
aguardan la hoz inquieta de los tiempos duros.
 
Yo, Alma dulce, de haber nacido, siento placer
cuando desde las terrazas de maíz, que no deja de crecer,
veo las oropéndolas doradas de tu amanecer.
 
¿Me importa el deseo y el orgullo?
¿A mi que sé de las alas de plata que brillan
y se deslizan al acaso…
las palomas mensajeras de tu ocaso?
¿Qué me importan las sonoras fatigas
a mí, que sueño con graneros umbríos…
mientras tú sigas
bendiciéndolos con gavillas finas de melosos
silencios-espigas?
 
Di… ¿acaso atenderé a fastidiosos presagios
de la edad futura o temeré la rumoreada soledad
el horror mudo y mítico de la tumba,
la oscuridad?
 
Pues mi corazón alegre está borracho e impregnado de ti, siente…
¡Oh el más intenso vino del éxtasis viviente!
¡Oh, íntima esencia de eternidad, más allá de la presente! 
 

LA PLEGARIA DEL ALMA

En el orgullo de la infancia yo te dije:
oh tú, que me hiciste de tu aliento,
Habla, maestro, y revélame
tus leyes más internas de vida y de muerte.
 
Dame a beber cada goce y dolor
que tu mano eterna puede conocer,
pues mi alma insaciable consumiría
lo más amargo de la Tierra, y lo más dulce.
 
No me ahorres bienaventuranza ni ramalazo de contienda,
no me niegues ningún regalo o pena, te lo ruego,
la sabiduría intrincada del amor y de la vida
y el conocimiento místico de la sepultura.
 
Señor, tú me respondiste austero y en voz baja:
“Niña voy a atender a tu plegaria,
y tu alma inconquistada conocerá
todos los éxtasis y las desesperaciones
apasionadas.”
 
“Beberás profundamente júbilo y fama,
y el amor te quemará como fuego,
y el dolor te limpiará como una llama,
para pagar los deshechos de tu deseo.”
 
“Y así tu espíritu casto anhelará
liberarse de su ciega plegaria,
y extenuado y perdonado, hará pleito
para aprender
el simple secreto de mi paz.”
 
“Yo, doblándome desde mi altura siete veces,
te enseñaré de mi gracia animada;
la vida es un prisma de mi luz
y la muerte la sombra de mi cara.” 
 

PECADOS DE MUJER

Perdonadme el pecado de mis ojos
-oh amor mío- si han osado por un instante
invadir el querido santuario de vuestro rostro
con delicias. Delicias ardientes e insistentes
como las aves salvajes e intrépidas
que recorren el elevado templo de los cielos.
 
Perdonadme el pecado de mis manos
si acaso han sido demasiado atrevidas
en su palpitante deseo de acariciar
vuestra carne, estrecharos -oh amor mío-
y colmaros de dones
tan innumerables como las arenas
¡Oh perdonad el pecado de mis manos!
 
Perdonadme el pecado de mi boca
oh amor mío, si os ha ofendido
con silencio o un canto inoportunos,
si os ha acometido y oprimido
y se ha apoderado de vuestros labios,
¡oh perdonadme el pecado de mi boca!
 
Perdonadme el pecado de mi corazón
si él ha transgredido contra voz.
Si ha intentado cautivar o violentar nuestro amor
para apaciguar su llama
para consolar su hambre,
para aliviar su dolor
de su hondo pesar.
¡Oh perdonad el pecado de mi corazón! 
 

CAPRICHO

 Teníais una flor salvaje en la punta de vuestros dedos;
despreocupadamente la habéis llevado a los labios
indiferentes,
despreocupadamente habéis desgarrado su
corola purpúrea.
¡Ay de mí! Era mi corazón.
 
Teníais una copa de vino en la punta de vuestros dedos;
la habéis llevado a labios indiferentes.
Ligeramente la habéis bebido,
ligeramente la habéis arrojado.
¡Ay de mí! Era mi alma. 
 

ANOCHECER EN LA CIUDAD DE HYDERABAD


Ve cómo el cielo gemado con ascuas de peridoto
y ópalo toma
un aspecto raro y arde como el cuello de una
paloma.
 
Mira el río blanco que fulgura en Hyderabad,
curvado como un colmillo de la boca
 de las puertas de la ciudad.
 
Oye, desde el minarete, cómo sobre la muralla
de la ciudad el muecín flota como bandera de batalla.
 
Tranquilos elefantes, balanceando sus campanas de plata,
Dan vueltas por tortuosas veredas;
las campanas
cuelgan de cadenas de plata.
Alrededor del alto Char Minar sonidos de alegres cabalgatas
se mezclan con la música de címbalos y serenatas.
 
Sobre el puente de la ciudad la noche viene majestuosa,
llevada como una reina a una fiesta suntuosa.
 

EL RIVAL DE LA REINA

La reina Gulnaar se sentó en su cama de ébano
Alrededor de ella estaban esparcidos incontables tesoros

Las paredes de su cámara estaban ricamente incrustadas
Con ágata, granito, ónix y jade;

Los tejidos que velaban su delicado pecho
Resplandecían con los tonos de una cresta de un avefría

Pero aún así ella se miraba en el espejo y suspiraba
“Oh Rey, mi corazón está insatisfecho”.

El Rey Feroz se inclinó desde su sillón de ébano
  “No fue cumplido tu último deseo, Oh cariño?”

“Hable tu boca y mi vida se derrochará
En aclarar el cielo del descontento”

“Estoy cansada de mi belleza, cansada de
Este esplendor vacío, de esta dicha sin sombra”;

Con nadie a quien envidiar ni contradecir
Ni mi sueño ni mi día tienen sabor ni sal

La reina Gulnaar suspiró como una rosa susurrante
“Dame una rival, Oh Rey Feroz”.


II
El Rey Feroz dijo a su jefe El Vizir
“ Eh, antes del amanecer de mañana estate aquí

Envía de ahora en adelante mis mensajeros allende los mares
Para buscar siete novias bellas para mí,

Radiantes de rasgos, majestuosas de semblante
Encuentra siete sirvientas para la Reina Persa”
…..

Siete nuevas mareas de lunas al llamado de la Tarde
El rey Feroz condujo hasta la habitación de la Reina Gulnaar

Una reina joven mira como la estrella de la mañana
“Te traigo un rival, Oh Reina Gulnaar”

Pero aún así, ella se miró en el espejo y suspiró:
“ Oh Rey, mi corazón está insatisfecho”.

Siete reinas brillaron en torno a su cama de ébano
Como siete gemas blandas en un hilo de seda

Como siete lámparas hermosas en una torre real
Como siete pétalos luminosos de la flor de la Belleza

La reina Gulnaar suspiraba como una rosa susurrante:
“ Donde está mi rival, Oh Rey Feroz?”

III
Cuando los vientos de la primavera despertaron las inundaciones de la montaña
Y encendieron la llama de los capullos de los tulipanes

Cuando las abejas hablaron alto y los días se alargaron
Y los durazneros emocionaron a la canción de la oropéndola.

La reina Gulnaar se sentó en su cama de ébano
Engalanando con joyas su cabeza exquisita;

Y aún así se miró en el espejo y suspiró:
“ Oh Rey, mi corazón está insatisfecho”.

La hija de la Reina Gunsaar de dos primaveras de edad
Con vestidos azules bordados con borlas de oro.

Entró corriendo hacia sus rodillas como un mágico bosque
Y arrancó de sus manos el espejo.

Con rapidez, se echó encima de sus propios bucles claros
La coronilla con terminaciones de perlas de su madre

En un instante se encaprichó
Y apretó el espejo con un alegre y apresurado beso.

La Reina Gulnaar se rio como una rosa temblorosa.
“ Aquí está mi rival, Oh Rey Feroz”.

EN LOS BAZARES DE HYDERABAD 

En los bazares de Hyderabad 
¿Qué vendes, oh vosotros los comerciantes? 
Ricamente sus mercancías se muestran, 
Turbantes de carmesí y plata, 
Túnicas de brocado púrpura, 
Espejos con paneles de ámbar, 
Dagas con empuñaduras de jade. 

¿Cuánto pesas, oh vosotros los vendedores? 
Azafrán y lentejas y arroz. 
¿Qué moler, oh doncellas tenéis? 
Sándalo, henna y especias. 
¿Cómo se llama, oh vosotros los vendedores ambulantes? 
Piezas de ajedrez y dados de marfil. 
¿Qué hacer, oh orfebres tenéis? 
Pulsera y tobillera y el anillo, 
Campanas para los pies de palomas azules, 
Frágil como el ala de una libélula, la 
Fajas de oro para los bailarines, 
Vainas de oro para el rey. 

¿Qué quieres llorar, oh fruitmen? 
Limón, granada y ciruela. 
¿Qué es lo que usted juega, músicos O? 
Cítara, sarangi y el tambor. 
¿Qué cantas, magos O? 
Hechizos para los eones por venir. 

Lo que se hace tejer, ¡Oh vosotros de flores las niñas? 
Con borlas de azul y rojo? 
Coronas para la frente de un novio, 
Rosarios a Garland su cama, 
Hojas de flores blancas recién recogidas 
Para perfumar el sueño de los muertos.

 A LOVE SONG DEL NORTE

Dime no más de tu amor, papeeha, 
Tú habrías recordar a mi corazón, papeeha, 
Los sueños de felicidad que se han ido, 
Cuando veloz a mi lado venían los pies de mi amante 
¿Con las estrellas del anochecer y el amanecer? 
Veo las alas suaves de las nubes sobre el río, 
Y enjoyada con gotas de lluvia la aljaba de mango y hojas, 
Y tierna flor ramas en el llano ….. 
Pero ¿qué es la belleza para mí, papeeha, 
Belleza de la flor y ducha, papeeha, 
Eso no trae mi enamorado otra vez? 
Dime no más de tu amor, papeeha, 
Tú quisiste revivir en mi corazón, papeeha 
¿Luto por la alegría que se ha ido? 
Oigo el pavo real brillante en los bosques relucientes 
Llora a su compañero en la madrugada; 
Oigo el koel negro del trémulo lento cortejo, 
Y dulce en los jardines de la convocatoria y arrullos 
De bulbul apasionado y paloma …. 
Pero ¿cuál es su música para mí, papeeha 
Cantos de la risa y el amor, papeeha, 
Para mí, ¿has abandonado el amor? 

ALABASTRO

¿Te gusta esta caja de alabastro cuyo arte 
Es frágil como una flor de casia?, es mi corazón, 
tallado con sueños delicados y forjado 
Con más de un pensamiento sutil y exquisito. 

En eso valoro el sabor y olor 
De recuerdos ricos y apasionados 
Al igual que los olores de canela, sándalo y clavo de olor, 
De la canción y el dolor, la vida y el amor. 
  

CANCIÓN DE OTOÑO

Como una alegría en el corazón de una pena, 
La puesta del sol se cuelga en una nube; 
Una tormenta de oro de las poleas brillantes, 
De hojas justas y frágil y revoloteando, 
El viento sopla salvaje en una nube. 

Escucha una voz que llama 
A mi corazón en la voz del viento: 
Mi corazón está cansado y triste y solo, 
Por sus sueños como las hojas revoloteando han ido, 
¿Y por qué me quedo atrás? 
  

COROMANDEL FISHERS

El viento está dormido en los brazos de la aurora, como un niño que ha llorado toda la noche. 
Ven, vamos a recoger nuestras redes desde la orilla y configurar nuestros catamaranes libres, 
Para capturar la riqueza saltando de la marea, ¡ya que somos los reyes del mar! 

Ya no se demora, apresurémonos a la distancia en la pista de la llamada de la gaviota de mar, 
El mar es nuestra madre, la nube es nuestro hermano, las olas son nuestros compañeros todos. 

Dulce es la sombra del claro de coco, y el olor de la arboleda de mangos, 
Y dulces son las arenas en el pleno de la luna con el sonido de las voces que amamos; 
Pero más dulce, Oh hermanos, es el beso que pulveriza y la danza de la alegría de la espuma salvaje; 
Fila, hermanos, de una hilera al borde del borde, donde los compañeros del cielo están bajo el mar. 

DAMAYANTE A NALA EN LA HORA DEL EXILIO 

¿Dejarás de ser conquistada de un destino humano 
Mi señor, mi amante, cuya cabeza imperial 
 jamás se inclinó en la tristeza de la derrota? 
¿Serás vencido, cuyo pie imperial 
 es tener ejércitos destrozados e imperios estampados de muertos? 
¿Quién será de ti, marido de una reina? 
Usas tu majestad inviolable. 
Glorias de la Tierra huir de ojos invisibles humanos, 
Reinos de la Tierra se decoloran a un sueño recordado, 
Pero lo sucesivo para ti será un poder supremo, 

 Comando y el dominio rico, 
Los vientos tus mensajeros y todos tus vasallos 
Los planetas de plata con cinturón y el sol. 
dónde está el resplandor de tu próximo otoño, 
Será que para ti amanecerá su propagación de bayetas de azafrán, 
El ocaso de sus copas moradas y rojas, 
En apretado esplendor, y la noche se despliega…
Su oscuridad de terciopelo labrado con oro estrellado 
Por regia vestidura suave 
Mi pelo se trenza de tus mejillas, como una corona 
De zafiros, y mi beso en tus cejas 
 te calma como la música al reposo, 
Hasta el homenaje da de ti el rendimiento de su luz. 

Oh rey, venga tu reino,¿ qué de ti puede arrebatar? 
¿Qué destino sin corona se atreverá a este pecho, 
O dios nacido amante, a quien mi amor doy ceñir 
Y armadura con deleite inexpugnable 
De triunfante ganas de esperanza llama tallada espada? 

HARVEST HYMN

Hombre Voces: 

Señor del loto, Señor de la mies, 
Señor Bright y generoso de la mañana! 
Tuya es la recompensa que prosperó nuestra siembra, 
Tuya es la recompensa que nutre nuestro maíz. 
Nosotros te introdujimos nuestras canciones y nuestras guirnaldas para el tributo, 
El oro de nuestros campos y el oro de la fruta; 
Dador de la maduración resplandor, te saludamos, 
Nosotros te alabamos, oh Surya, con platillos y flauta. 

Señor del arco iris, Señor de la mies, 
!Gran señor y bienhechor de la principal! 
Tuya es la misericordia que nuestra querida surcos, 

Tuya es la misericordia que fomenta nuestro grano. 
Nosotros te llevará a ti nuestro agradecimiento y nuestras guirnaldas para el tributo, 
La riqueza de nuestros valles, recién cosechado y madura; 
O remitente de la lluvia y al rocío del, te saludamos, 
Nosotros te alabamos, Varuna, con platillos y tubería. 

Mujeres Voces: 

Reina de la flor de calabaza, reina de la har-chaleco, 
Dulce madre y omnipotente, oh tierra! 
Tuyo es el seno abundante que nos alimenta, 
Tuyo es el seno donde nuestras riquezas han nacimiento. 
Nosotros te llevará a ti nuestro amor y nuestras guirnaldas para el tributo, 
Con los regalos de tu acción opulento hemos venido; 
Oh fuente de nuestra alegría colector, te saludamos, 
Nosotros te alabamos, oh Prithvi, con platillos y el tambor. 

Todas las voces: 

Señor del Universo, Señor de nuestro ser, 
Padre eterno, inefable Om! 
Tú eres la Semilla y la Guadaña de nuestras cosechas, 
Tú eres nuestras manos y nuestro corazón y nuestro hogar. 
Nosotros te introduzca nuestras vidas y nuestros trabajos para el tributo, 
Danos tu socorro, tu abogado, tu atención. 
Oh Vida de toda vida y toda bendición, te saludamos, 
Nosotros te alabamos, oh Bramha, con platillos y oración 

ELOGIO DE LA HENNA

A Kokila llama desde un henna-spray: 
Lira! liree! Lira! liree! 
Date prisa, doncellas, acelerar lejos 
Recoger las hojas del árbol de la leña. 
Envíe sus lanzadores a flote de la marea, 
Reúna las hojas antes de la madrugada el ser viejo, 
Muelen en morteros de ámbar y oro, 
Las hojas frescas verdes del árbol de henna. 

A kokila llama desde un henna-spray: 
Lira! liree! Lira! liree! 
Apresúrate doncellas, acelerar lejos 
Recoger las hojas de la alheña-tree. 
El rojo tilka por la frente de la novia, 
Y la nuez de betel rojo de los labios que son dulces; 
Pero, por lirio-como los dedos y los pies, 
El rojo, el rojo de la henna-tree. 

UNA CANCIÓN DE AMOR RAJPUT

(Parvati en su red) 
O Amor! ¿Eras albahaca corona para enredar 
entre mis cabellos, 
Un broche enjoyado de oro brillante de unirse en torno a la manga, 
O Amor! fuiste el alma keora que persigue 
mi vestido de seda, 
Una borla brillante, bermellón en las fajas que tejen; 

O Amor! fuiste el ventilador perfumado 
que se encuentra en mi almohada, 
Una lámpara de laúd sandalia, o plata que se quema antes de mi santuario, 
¿Por qué he de temer el amanecer celoso 
que se propaga con la risa cruel, 
Triste velos de separación entre su cara y la mía? 

Prisa, ¡Oh abeja silvestre horas, a los jardines de la puesta de sol! 
Vuela, salvaje loro, día, a las huertas del oeste! 
Ven, noche tierna, con su dulce, 
consolando a la oscuridad, 
¡Y traerme mi amado a la sombra de mi pecho! 

(Amar Singh en la silla de montar) 
O Amor! fuiste el halcón encapuchado en mi mano 
que revolotea, 
Su cuello banda de campanas relucientes una red como me paseo, 
O Amor! fuiste un turbante en spray o 
flotando garza de plumas, 
El radiante, espada veloz, invicto 
que mundano a mi lado; 

O Amor! fuiste un escudo contra la 
flechas de mis enemigos, 
Un amuleto de jade contra los peligros del camino, 
¿Cómo deben los golpes de tambor de la madrugada 
dividir mí de su seno, 
O la unión de la media noche se terminó con el día? 

Prisa, oh salvaje ciervos horas, a los prados de la puesta del sol! 
Vuela, día semental salvaje, a los pastos del oeste! 
Ven, oh noche tranquila, con su suave, 
consintiendo la oscuridad, 
Y me llevan a la fragancia de mi Amado pecho! 

MOLINOS DE MAÍZ

Oh pequeño ratón, ¿por qué  lloras
Mientras las estrellas ríen felices en el cielo? 

¡Ay! ¡ay! mi señor ha muerto! 
Ah, que aliviará mi dolor amargo? 
Fue a buscar un grano de mijo 
En cobertizo granero del granjero rico; 
Lo atraparon en una trampa con cebo, 
Y mató a mi amante inconsciente: 
¡Ay! ¡ay! mi señor ha muerto. 

O ciervo pequeño, ¿por qué has gemido, 
escondido en tu bosque solo? 

¡Ay! ¡ay! mi señor ha muerto! 
¡Ah! que calmar mi lamento? 

En la caída del atardecer se fue 
Para beber junto al río de cabeza; 
Un cazador que espera lanzó su dardo, 
Y golpeó mi amante a través del corazón. 
¡Ay! ¡ay! mi señor ha muerto. 

Novia Oh pequeño, ¿por qué lloras 
Con todo el mundo contento dormido? 

¡Ay! ¡ay! mi señor ha muerto! 
Ah, quién se quedará estas lágrimas que padecen hambre, 
O aún la falta de años famélicos, 
¿Y la corona con amor mi lecho nupcial? 
Mi alma arde con el fuego inextinguible 
Eso encendió la pira funeral de mi amante: 
¡Ay! ¡ay! mi señor ha muerto. 

ÉXTASIS

Cubre mis ojos, oh mi amor! 
Mis ojos que están cansados ​​de la felicidad 
A partir de la luz, que es conmovedor y fuerte 
O silenciar mis labios con un beso, 
¡Mis labios que están cansados ​​de la canción! 
Refugio de mi alma, oh mi amor! 
Mi alma se inclinó con el dolor 
Y la carga de amor, como la gracia 
De una flor que está enamorada de lluvia: 
!O albergan mi alma de tu cara! 

HUMAYUN PARA ZOBEIDA (Del Urdu) 

Usted alarde de su belleza en la rosa, su gloria en la madrugada, 
Su dulzura en el ruiseñor, la blancura de los cisnes. 

Usted ronda mi vigilia como un sueño, mi sueño como una luna, 
Impregna en mí como un olor almizclado, me posee como una melodía. 

Sin embargo, cuando estoy ansiosa de ti, mi dulce y gracia de un momento tan delicado, el 
Usted grita: “Estoy sentada detrás del velo, no puedo mostrar mi cara.” 

¿Si hubiere algún velo, tonto dividir mi anhelo de mi felicidad? 
¿Deberá cualquier cortina ocultar su belleza frágil de mi beso? 

¿Qué es esta guerra de ti y de mí? Dar o ver la lucha sin sentido, 
Ustedes son el corazón dentro de mi corazón, la vida dentro de mi vida. 

EN SALUDO A LA PAZ ETERNA

Los hombres dicen que el mundo está lleno de miedo y odio, 
Y toda la vida madura la cosecha de los campos espera 
la hoz, inquietos del destino implacable. 

Pero yo, alma dulce, me alegro de mi nacimiento
cuando desde las terrazas de escalada de maíz 
Miro las oropéndolas de mañana.

¿Qué me importa el deseo del mundo y el orgullo?
¿Quién conoce las alas plateadas que brillan y se deslizan, 
Las palomas mensajeras de tu atardecer? 

¿Qué me importa el cansancio fuerte del mundo?
¿Quién sueña en los graneros el crepúsculo?¿Haces que bendiga 
con gavillas delicadas de suaves silencios? 

Oye, voy a prestar atención aburrido de presagios de la fatalidad, 
¿O temen la soledad y la tristeza, se rumorea, 
el terror mudo y mítico de la tumba? 

LA ORACIÓN DEL ALMA

En el orgullo de la infancia te dije
‘¡Oh Tú, que me mandaste tu aliento, 
Habla, Maestro, y revélame 
Tus leyes más íntimas de la vida y la muerte. 

Dame de beber cada alegría y el dolor,
el cual tu mano eterna puede impartir, 
por mi alma insaciable ,puede drenar 
de la Tierra suma amargo, dulce máximo. 

Ahórrame ninguna felicidad, ninguna punzada de la contienda, 
Retener ningún don o la pena que anhelo, 
El intrincado saber del amor y de la vida 
Y el conocimiento místico de la tumba. 

Señor, tú hiciste respuesta severa y baja: 
“Hijo, me escuchan a tu oración, 
Y tu alma invicta conocerán 
Todo éxtasis apasionado y desesperación. 

‘Tú beber profundamente de la alegría y la fama, 
y el amor de ti se quema como un fuego, 
Y el dolor de ti se limpiará como una llama, 
Para purgar la escoria de tu deseo. 

‘Así será tu espíritu escarmentado
anhelar, recabar de su lanzamiento oración ciega, 
y pasó y perdonado, demandar a aprender 
El simple secreto de mi paz. 

Yo, flexión de mi altura por siete, 
siempre te enseñará de Mi gracia aceleración, 
La vida es un prisma de mi luz
y muerte en la sombra de mi cara “. 

PARA MIS HIJOS

Surya Jaya 

Sol de oro de la victoria, nacido 
en la mañana sin nubes de mi vida, 
en mi cielo ondulante de amor.
Que tu gloria creciente se muestre
sagrada a su consagración, 
a mi corazón y a mi nación. 
Sol de la victoria, que puede ser 
el sol de la canción y de la libertad. 

PADMAJA 

Lotus-doncella, que afirman que 
toda la dulzura de su nombre, 
Lakshmi, la reina de la fortuna, te defiende, 
nacida del loto como usted, y le envíe 
lunas balsámicas de amor que te bendiga, 
Amable alegría vientos acariciaros. 
Lotus-doncella, que puede ser 
fragante de todos éxtasis. 

RANADHEERA 

Pequeño señor de batalla, granizo. 
¡En su correo recién templado! 
Aprender a vencer, aprender a luchar 
aparece en las principales flancos de derecha, 
los héroes de igual Valmiki negrita, 
rubíes ceñido en oro épica. 
Señor de la batalla, que puede ser, 
Señor del amor y la caballerosidad. 

LILAMANI 

Límpida joya de deleite 
separado de la licitación,
noche de su encubrimiento
madre mía.
Salto y chispa, danza y brillo, 
alegremente, y estableció firmemente 
en la corona mágica de amor. 
Joya viviente, puede ser
la risa unida y libre de dolor. 

UNA CANCIÓN DE AMOR INDIO

Él

Alzad los velos que oscurecen la delicada luna 
de tu gloria y la gracia.
No detengas, oh amor, desde la noche 
mi deseo, la alegría de tu rostro luminoso, 
Dame una lanza de los keora perfumadas 
que guarda tus rizos atadas, 
o una hilo de seda de la periferia 
que los problemas del sueño de perlas tus resplandeciente; 
Débil crece mi alma con tus trenzas ‘perfume 
y el canto de tus tobilleras capricho, 
Revíveme, oro, con el néctar mágico 
que habita en la flor de tu beso. 

Ella 

¿Cómo voy a ceder a la voz de tu súplica?,
¿cómo voy a conceder tu oración, 
O te daré una borla de seda rosa-rojo, 
una hoja con aroma de mi cabello? 
¿ O lanzar en la llama del deseo de tu corazón los velos que cubren la cara,
profanar el derecho, la ley del credo de mi padre por enemigo de la raza de él?
Tus parientes han roto nuestros altares sagrados y sacrificados nuestra vacas sagradas, 
La disputa de las religiones antiguas y la sangre de viejas batallas cortan tu pueblo y el mío.
Él 

¿Cuáles son los pecados de mi carrera, Amados, 
lo que es mi pueblo a ti? 
¿Y cuáles son tus santuarios, y ganado y tribu, 
¿cuáles son tus dioses a mí? 
Recks Amor no de disputas amargas y locuras,
de extraño, compañero o pariente, 
Igual en su oído el sonido las campanas del templo 
y el grito del muecín. 
Entre el amor cancelará el antiguo mal 
y conquistar la antigua rabia, 
canjear con sus lágrimas el dolor de los recuerdos
que mancilló una época pasada. 

BIBLIOGRAFÍA

http://expresionesdelaindia.blogspot.com.es/2012/12/sarojini-naidu.html

https://poetassigloveintiuno.blogspot.com/2012/09/7867-sarojini-naidu.html

https://www.lapajareramagazine.com/sarojini-naidu

http://www.poesiademujeres.com/2012/09/el-rival-de-la-reina.html

https://www.greelane.com/es/humanidades/historia-y-cultura/sarojini-naidu-biography-3530903

http://archivodeinalbis.blogspot.com/2010/11/la-rueda-de-la-ley.html

Te recomendamos ver el programa de televisión

PRÓXIMO NÚMERO

Deja un comentario