17 - Poesia Online

17. Poesía más Poesía: Historia de las revistas editadas por el Grupo Cero

Comparte en tus redes sociales
17 portadas - Poesia Online

HISTORIA DE LAS REVISTAS EDITADAS POR EL GRUPO CERO

Breve historia de las revistas de Grupo Cero.

Buenos Aires, Julio de 1974.

Número “0” de la Revista Grupo Cero, mil ejemplares. Una moderna versión de los Cuatro Jinetes del Apocalipsis, sientan las bases de lo que con el tiempo se consolidará como el principal instrumento de intervención en la realidad para el movimiento científico cultural “Grupo Cero”. La edición y publicación de revistas, en la editorial cada uno de los firmantes enunciará en una frase los significantes que darían nombre a la máquina.
Federico Schmied, “El Cero”: partir de cero para volver a cero.
Sergio Larriera, “El Psicoanálisis”: el deseo es perverso.
Willy Bristow, “El Grupo”: tuvimos la sencillez de considerarnos el único grupo que marchaba por el camino de la verdad.
Miguel Oscar Menassa: “La Poesía”: Si todo está destruido cuando se comienza, no caben dudas, la posibilidad es poética.

Madrid, Julio de 2001.

27 años después.
El tiempo ha pasado y lo sabemos por los productos, en la actualidad el Grupo Cero se presenta al mundo con revistas de varios formatos.

1.Revista “Las 2001 noches” # 46. 125,001 Ejemplares de DIFUSION GRATUITA dos continentes.
2.Revista “Extensión Universitaria” # 46. 125,000 Ejemplares de DIFUSION GRATUITA en dos continentes.
3.Revista “El Indio Gris” # 61. Innumerables ejemplares de DIFUSION GRATUITA en todo el mundo y por internet.

Volviendo a los comienzos de estas producciones. En Buenos Aires, Julio de 1974 era el final de una paz a secas, la dictadura en Buenos Aires ya hacía sus estragos, se cumplía un mes de la muerte del General Perón, en esta situación de crispación social del Grupo Cero que llevaba tres años funcionando, decidió presentar su primera revista “Grupo Cero”, es decir, sus credenciales. Se define siguiendo la línea propuesta por Lacan y desde ahí establecen los requisitos para la formación en Psicoanálisis.

1.Leer a Freud.
2.El Psicoanálisis de todo candidato a Psicoanalista.
3.La Poesía, La Escritura como medio para dar cuenta de lo acontecido.

Dos meses más saldrá la Revista Grupo Cero en Buenos Aires, hasta que en 1976 Menassa llega a Madrid, el mismo día que se legaliza el Partido Comunista, mientras en China moría Mao Tse Tung, en España acaba de ser aprobada la “Ley de Reunión”, que reconocía los derechos de manifestación y asociación, Adolfo Suárez juraba su cargo como primer Presidente de un Gobierno Democrático tras la dictadura de Francisco Franco, y la palabra transición era utilizada como sinónimo de esperanza a modo de bisagra, es decir, como articulador entre dos situaciones vitales, un espectacular número de dos publicaciones de “Zarpar” que será reeditada nada más al llegar a España tal cual había aparecido en Argentina y que está dedicada a quienes por su deseo nos hacen poder. Por segunda vez, esta revista es la carta de presentación del Grupo Cero y también en una situación histórico-social difícil, eso se percibe en la revista, es la única de esta serie, sin índices ni secciones, toda ella era… zarpar.

Pasaron dos años hasta la aparición en Septiembre de 1978, del 4º. Número de la Revista Grupo Cero, que es, el No. 3, pues suele haber un número “0”. Esta vez la dedicatoria va dirigida a quienes por su deseo, nos crearon tantas dificultades. En el primer texto nos damos cuenta por qué habría de ser el último número de la revista, entre tantas, una manera de comenzar, Menassa resume: en este título el papel que desde el principio desempeñó esta publicación, “abrir camino”, había que dar por terminados los comienzos, era tiempo de alimentar las raíces que meses antes habían empezado a crecer bajo el suelo del Carbonero y Sol No. 44 “B” en Madrid. A mimeógrafo y con mayores dimensiones “Apocalipsis Cero”, nace a principio de 1978 de manera trimestral durante ese año en que los españoles aprobaron mediante referéndum “La Constitución”. En el editorial del número cero, un punto de partida, abrimos una nueva época dice, y esto no es poco decir, y la idea que animará esta publicación los próximos nueve años, hemos inaugurado una violencia en la manera de vivir, sin dolor.

El número tres, a mediados de 1979 cambia la presentación de la revista, se realiza en imprenta, la portada va en color y con un nuevo diseño, se introduce un elemento que al correr el tiempo, sería una constante en las publicaciones del grupo: la publicidad, los libros, cursos, cursos breves, clínica. Van tomando posiciones mientras el acento recae sobre una de las más crueles consecuencias del franquismo, la aniquilación de cualquier tipo de pensamiento no oficial, o lo que es lo mismo, la prohibición más o menos tácita de leer. En el editorial del número tres nos lo dirá claramente, “Luchamos contra todos los oficialismos, también el oficialismo de Grupo Cero y a lo largo de las páginas, encontramos anuncios hasta de media página con textos como:

“LA HETEROSEXUALIDAD TAMBIÉN ES UN DERECHO, LEA”.
“EN VERANO NO SE RASQUE LOS COJONES, LUCHE CONTRA EL CÁNCER, LEA”.
“ENTRA EN TU PROPIA MIRADA, SUSCRÍBETE”.
“EN PLENO CORAZÓN DE MADRID, UN TERRITORIO AUTÓNOMO, SUSCRÍBETE”.
“NI TU BOLSA, NI TU NADA, SUSCRÍBETE”

En el número ocho, Enero del 80, se hace referencia por primera vez a la actitud de los medios de comunicación, el silencio de la llamada Prensa Oficial acerca de ciertos escritos, de ciertos movimientos culturales también forma parte de los sistemas ideológicos de represión, una ciudad donde la cultura fue transformándose con el tiempo en formularios, siempre igual a sí mismos, una ciudad donde la sexualidad se transformó en técnicas sexuales no irá muy lejos y sin embargo, me gusta vivir en esta ciudad.
Con estas palabras, Menassa marcaría definitivamente el destino de Madrid como Cuartel General del Movimiento Grupo Cero. Con las raíces fortaleciéndose mes a mes, vía “Apocalipsis Cero” se fueron creando relaciones, pactos con los semejantes que sabemos diferentes. Intercambio con revistas como “El Socialista”, “Canta el arpa”, “El viejo topo”, referencia cada vez más frecuentes a la existencia de las mujeres, la problemática familiar, el derecho a la cultura.

Doce números de Apocalipsis cero que abonaron el terreno para el momento que Madrid quedaría inscrita definitivamente en la historia del Psicoanálisis, la fundación de la Escuela de Psicoanálisis y Poesía Grupo Cero. Es por eso que en el Editorial número doce, Menassa escribe: “Voluptuosa semilla aquí me planto y creceré y aquí echaré raíces y tendré brotes que a su vez tendrán otros brotes. Decreto a la reseca meseta castellana La Patria del Poeta”.

En Febrero de 1981, la guardia civil asalta las cortes en un frustrado Golpe de Estado que a modo de revulsivo, terminará de enterrar a algunos fantasmas del imaginario español. En Agosto entra en vigor la Ley del Divorcio y en Octubre recuperamos El Guernica. El 09 de Septiembre muere Lacán, como incluyendo en la función de relevo, el Grupo Cero había comenzado meses antes los trámites para legalizar la institución y alquilar una sede que lo sería por 18 años. La tan entrañable Serrat 22. La propuesta es clara: “Madrid debe leer a Freud”. Momento de crisis, crecimiento y temblor que se tradujo en una interrupción de cuatro años en la producción de revistas, tiempo necesario para empezar a comprender qué había pasado.
Por fin en Diciembre de 1984 sale a la calle el número trece de “Apocalipsis Cero” en su tercera época, el formato es más pequeño y la portada discreta, como queriendo disimular la bomba de relojería que contiene estratégicamente situada en alguna página… “en la última página”.
Dirección: María Chévez, es decir, una mujer estará al frente de la primera revista del Grupo Cero, tras la fundación de la escuela. El editorial nos explica después de varios años intentando otra manera: “volvemos a las andanzas”. Después de seis años, más de 2,000 páginas escritas, más de 50 recitales, no hemos conseguido para nuestra poesía lo más vital que se está escribiendo en España, el reconocimiento esperado.
Este fracaso nos decide a todo el esfuerzo para que nuestra poesía, nuestra escritura sea lo que es, lo haremos nosotros, porque si la cultura dice que no a nuestros actos vitales, si la contracultura nos acusa, estamos frente a un fenómeno especial: En las paredes sí, pero con buena letra. En contraportada la expresión gráfica de esa frase, bajo la foto de Madrid, empapelado con la imagen de “Apocalipsis Cero”, una entrañable felicitación del Nobel “Vicente Aleixandre”.

En Diciembre de 1986 aparecen los números 14, 15 y 16 en un solo volumen y como es costumbre ya el editorial nos pone al corriente de los acontecimientos, esto es, la importancia de las publicaciones periódicas para el grupo. Esto es, el intervalo fue más largo de lo que pensábamos en su tercera época, “Apocalipsis Cero”, aparece dentro de un marco desacostumbrado para ella, “lo institucional”. Ella, tan suelta y grupal tuvo que adaptarse a un ritmo más lento, a algunas búsquedas de certeza, pedimos disculpas a la asociación que fundamos por no darnos cuenta antes que tantos escritores juntos, si no publican con continuidad, pueden reventar algo más que los cajones.

Al cumplirse diez años de vida en España, Menassa explica: quiero decir por si no está claro que en esta ciudad también nos esperaban nuestra madre y nuestra manera de hablar, vínculo feroz a pesar de los matices, hoy estamos contentos de haber aprendido en esta ciudad, que el tiempo pasa para todos, también para “Apocalipsis Cero”. Esta afirmación se pondrá de manifiesto un año después, en Octubre de 1987, con los números 17 y 18 de la revista, los últimos que habrían de salir, hay entre sus páginas dos detalles que evidencian la influencia de “Apocalipsis Cero” en las posteriores publicaciones y que corresponden a dos frases banderas del Grupo Cero.

En primer lugar, el anuncio de la obra de Caja Madrid en contraportada, que muestra como la banca está de acuerdo con nosotros. Para que tus ideas se muevan -es en palabras de Menassa- no hay idea poderosa, sin una infraestructura económica poderosa.
Por otro lado, en la página 211, se nombra por primera vez la revista, que después de diez años, heredaría la fuerza y la voluptuosidad innovadoras que caracterizaron a “Apocalipsis Cero”… “Las 2001 noches”. Queda demostrado que: SI ES POSIBLE EL POEMA, ES POSIBLE LA VIDA. Desde este último período 1985, mencionamos un intento de revista, la revista “Leyendo a Freud” de la que salieron únicamente tres números. Después, aparente silencio durante cinco años.

En 1992 ocurrieron tres acontecimientos de capital importancia para España, los juegos olímpicos de Barcelona, la Expo de Sevilla y el nacimiento de “El indio del Jarama” en Madrid y nace con una clara vocación internacional. Cada número de “El Indio del Jarama” será difundido en su totalidad desde Arganda del Rey, ahí precisamente donde el Jarama la toca con sus historias al mundo entero.
En el Número uno de “El indio del Jarama”, Menassa nos dice en la editorial: “Y si tuviera la fortuna que alguien me preguntara por qué me dirijo al mundo en forma de pequeña revista, yo contestaría con premura: grandes escritores antes que yo mismo, dedicaron gran parte de su vida a confeccionar y publicar pequeñas revistas, y no es precisamente que yo me sepa un gran escritor, más bien, un saber general que al ir a él me dice que lo grande convence a cualquiera, aunque en verdad no quiero en un sentido estricto convencer a nadie.
Hay otra circunstancia que hace especial el año 92 y así nos lo explica el editorial, también nos alegramos que justo en el mismo momento histórico que hacemos nacer “El indio del Jarama”, el mundo entero se dispone, así lo dicen los medios de difusión, a festejar el quinto centenario de la muerte del indio.

AMORES PERDIDOS
LOS INDIOS II

Esta vez soy el indio que no hará la guerra.
Esta vez soy el indio que no someterán.
Esta vez soy el indio que habla las palabras.
Esta vez soy el indio que se libera en versos.

No véis que ya no quedan puñales en mis ojos,
ni lanzas a caballo corriendo hacia la muerte.
No véis que Cristo ha caído en los Andes,
que ya no quedan, en mis ojos, plegarias.

Esta vez soy el indio que viene del futuro.
No tengo tesoros que guardar, ni templos,
ni mujeres enamoradas, ni tierras fértiles.

No haré la guerra ni el amor, ni escaparé, cobarde.
Provengo de sumergidas Atlántidas del verbo.
Soy el indio poeta, esa civilización imposible.

*** *** *** *** *** *** ***
“El indio del Jarama” saldrá a la calle con números bimensuales durante seis años hasta Diciembre de 1997, tamaño cuartilla, papel cuché, todas las portadas en vivos colores, con una tirada de 2000 ejemplares, se presenta acorde a los tiempos que corren. Revista sin dirección de poesía, amores, ciencias, mujeres, viejos, indios, sal, aceite y un poco de vinagre. Edita, Escuela de Poesía “Arganda del Rey”, en el staff leemos, consejo de redacción, en la ausencia para facilitar la libertad de palabra, nadie se hace responsable de los contenidos de lo publicado. Nuestros contenidos se pueden reproducir citando o no la fuente, si hay algo que no entienden, pónganse en contacto con un Psicoanalista. En esas mismas palabras El indio se declara fiel a una de las principales consignas del grupo, una vez puesta en circulación, la escritura pertenece al mundo, es consciente de que la poesía tiene un poder que escapa a toda vigilancia, como diría Aldo Pellegrini. Quizá por eso la selección de Poesía estará dividida en grupos cuya clasificación transmite la sensación de que el crecimiento en la escritura, requiere un tiempo que nada tiene que ver con el cronológico y dice: “El indio del Jarama”, impone como modalidad, vivir 200 años, es por eso que nuestras categorías poéticas son cuatro:

  • Niños hasta los 25 años.
  • Adolescentes hasta los 50 años.
  • Jóvenes: hasta los 100 años.
  • Indios: hasta los 200 años.

La poesía ocupa un lugar preferente hasta tal punto que al año de vida en el número 6, se hizo necesario un suplemento, Poesía más Poesía, una pequeña joya de 20 páginas que más tarde se incorporaría al formato de la revista. Además somos la continuación de Poesía, ya con el trabajo soporte, además habrá otras secciones fijas, Indios, abarcará una serie de escritos de diversa temática a modo de artículos de fondo de ciencias, irán artículos psicoanalíticos, mujeres del mundo manteneos separadas, intentará una aproximación a la compleja trama de la sexualidad femenina, Sal: lo sabroso, Aceite: frases políticas llamativas y un poco de vinagre: el mal gusto. Suponen directamente una lectura de la situación social del momento, producirá también otro suplemento, actualizaciones psicoanalíticas, donde aparecerán clases dictadas por Menassa. A diferencia de Apocalipsis Cero donde cada número gozaba de cierta independencia respecto a los demás, en El Indio se mantiene un hilo de narración histórica donde sus secciones serían recogidas posteriormente en el formato del libro de “Las editoriales y viejos en el Monólogo entre la vaca y el moribundo”.

En los editoriales abraza seis cambios de editorialistas, que será el narrador de los avatares por los que el Grupo Cero atraviesa. En el número doce en Noviembre y Diciembre de 1993, se incluye la palabra Psicoanálisis en portada, al tiempo que la revista pasa a ser editada por la Escuela de Psicoanálisis Grupo Cero. La negra portada del número trece, El indio le planta cara a la muerte con una firme decisión, seguir trabajando en la construcción de un destino. Inauguramos con este número trece, nuestro tercer año de vida, el dolor de seguir vivos es infinito porque en el mismo momento que el número doce, último número de 1993 salía a la calle, el 03 de noviembre, moría asesinado en la vía pública de una calle de Arganda del Rey, uno de nuestros niños poetas, “Pablo Menassa de Lucía”, y ahora hemos decidido seguir porque pensamos que él también hubiera preferido seguir, pero el dolor nos acompañará eternamente.

Un número homenaje donde la poesía es bálsamo para la herida y aliento de futuro y justo en el centro, como marcando la doble realidad psíquica que nos habita, un aviso, doble página del comienzo de la temporada de la Escuela de Psicoanálisis Grupo Cero Buenos Aires.
Momento de crisis donde toda realidad queda alterada, también el Indio del Jarama como órgano de expresión del grupo, modifica su estética al cambiarle la portada, esas pequeñas manos que no indican ninguna dirección, por una reproducción en cuatricomía y aumenta el número de páginas, hay un nuevo editorialista con amplios poderes para cambiar cuando crea conveniente la publicación, incluido el nombre de ésta. Un editorialista que confiesa haber dudado al aceptar tan ardua tarea y al final haber dicho sí porque en el Grupo Cero son varios, como la misma definición lo dice y para colmo tiene el tiempo de escribir sus propias historias, tomará tres medidas fundamentales.

1.Terminar con la edad en la Poesía, ya que la poesía no tiene edad, tampoco tendrá secciones. La poesía podrá aparecer en cualquier parte de la revista. Suplemento “Poesía más Poesía”, figurará entre las páginas del libro.
2.Pedirle a los colaboradores que no se duerman en los laureles presentando tonterías o poemas no del todo revisados o trabajos no del todo escritos. Todo aquel que no se dé cuenta que el mundo está todo en guerra, puede ser sustituido.
3.Aunque la revista se siga llamando “El indio del Jarama”, nada tendrá que ver ya con Arganda del Rey, ya que después de dos años y trece números, no hemos conseguido conmover a ninguna de las autoridades culturales del pueblo. Podemos decir, que en esta etapa, desde Marzo de 1994, El indio madura, sus movimientos son más lentos pero de mayor rotundidad y precisión. “El indio del Jarama” a través de sus páginas, dio a conocer tanto en Europa como en Latinoamérica, la escritura de cientos de poetas cubanos sometidos al bloqueo, también intelectual. De ese intercambio surge la invitación para que Menassa viaje a Cuba e imparta unas conferencias de Psicoanálisis en la cátedra de Marxismo en La Habana. Viaje de que la revista, en número doble 21 y 22 Mayo – Agosto del 95 publicó un amplio reportaje poético y gráfico de las actividades y encuentros. El volumen siguiente, el número 23, 24, 25 y 26 de Septiembre del 95 a Abril de 96, será testigo de la vuelta de Menassa.

Los distintos poetas en la Biblioteca Nacional de Buenos Aires, su Director Héctor Yánover y los grandes poetas argentinos del momento, Juan Jacobo Bajarlía, Rafael Alberti, Alonso. Dedicaron un homenaje a Miguel Oscar Menassa en Buenos Aires. El número 27 de la Revista, Mayo 30 del 96 de la revista, es el último que dirige sin dirigir Menassa, elimina de portada las secciones y en lugar del cuadro aparece una foto con un sabio mensaje de despedida a modo de consejo, “Si quieres estar como una rosa, El indio del Jarama te aconseja psicoanalizarte”. En el interior leemos, con este número se cumplirán cinco años completos de publicación de “El indio del Jarama” y tengo que decirlo, ya que no tendré otra oportunidad, estos cinco años fueron los más maravillosos, los más terribles, los más fecundos y a la vez los más dolorosos de toda mi vida. En la editorial Menassa nos hablará también del gran reto al que se enfrenta, una nueva revista que se llamará “Las 2001 noches”.

AMORES PERDIDOS
LOS INDIOS
V

Hoy quiero hablar de la soberbia del indio americano.
Lágrima que para pedir piedad no ha sido derramada.
Hoy quisiera ser yo que, al escribir, llore ese pedido,
cuando los salvajes recuerdos de mi vida me detienen.

Cualquiera de los jefes diría, sabiamente,
que si hay una lágrima todavía escondida,
una lágrima guardada durante cinco siglos,
pequeña lágrima que, todavía, es nuestra.

Si esa lágrima existe, debe quedarse donde está,
allí, guardada, escondida, esperando el momento,
esperando los truenos, la expansión de la selva.

Esa perla del alma, esa lágrima nuestra,
debe esperar del alba, antes de derramarse,
los gritos enloquecidos de Dios arrepentido.

*** *** *** *** *** *** ***

En una de sus noches dice: dejo entonces para los más jóvenes lo mejor y me voy a fabricar lo necesario, el mundo. En esta tercera etapa, “El indio del Jarama” saldrá a la calle durante un año más, el 97. En el que aparecerán de seis números, en dos entregas, bajo la dirección de Amelia Díez Cuesta, serán los últimos.

Madrid, Enero de 1997, en el mismo momento en que el mundo se felicitaba por duplicado con exactitud un organismo vivo (la oveja Dolly), creyendo que así conseguirían la inmortalidad, nace “Las 2001 noches”, revista de Poesía, aforismos y frescores, como producto único que solo se repetirá en su diferencia. El número uno mostrará dos posiciones diferentes ante el hecho poético, que son en realidad dos maneras de vivir.
En la editorial Bertolt Brecht pide indulgencia a los hombres futuros por el mundo que les dejamos como herencia.
Menassa es consciente de que cambiar el mundo es ardua tarea, si no imposible para un hombre, aunque no esté solo, por eso que en las notas de dirección se declara satisfecho de haber producido una realidad, su escritura que gozarán otros.

En mí ya está todo jugado lo que será es 30, 40 años más, no pueden modificar lo ya producido, así que lo mejor es vivirlo todo y después decir adiós y si hay algo que estudiar o trabajar, eso lo dejo para los herederos. También precisará la filosofía de la revista, para el poeta solo una apuesta, saber elegir entre los mejores, los mejores. Con casi con cinco años de vida Las 2001 noches mantiene el mismo formato, impresa en papel de periódico, ocho páginas en tamaño tablón y toda ella en tinta negra hasta el número quince en que se añaden dos franjas rojas en portada, en una de ellas figura el número, la fecha y la tirada, esto último es lo único que ha variado con el tiempo, los 20,000 ejemplares de DIFUSION GRATUITA del primer número se han transformado en 125,001 ejemplares al día de hoy, su periodicidad continúa siendo mensual.

En la otra franja roja de portada a pie de página, de nuevo la tirada y una certeza: NADIE NUNCA ME ALCANZARÁ, SOY LA POESÍA.

Leopoldo de Luis la presenta así en el número seis:
Más importante aún me parece el lema que la revista coloca en su frontispicio: «Si es posible el poema, es posible la vida.» Porque este lema resulta revelador. Basta leerlo para persuadirnos del concepto de poesía que la revista mantiene. Lejos la idea del arte por el arte, lejos la mera experimentación lingüística. La poesía es vida, o al menos compañía de vida. Hay dos clases de poetas: la del que requiebra a la poesía y la seduce con joyas verbales, y la del que se acuesta con ella. Menassa es de estos últimos, y Menassa es la revista misma.

A una poesía así cotidiana y doméstica en cuanto que ha intimado con el poeta y se ha entrometido en su calendario, le va el sencillo soporte de papel funcional, no requieren lujos editoriales, ni suntuosos vehículos, levanta el papel en que se escribe el tele-maneje del acontecer diario y de las inquietudes colectivas, el papel en que aparece el pueblo con su protagonismo de historia menor, no vais a ver en Las 2001 noches una revista ostentosa sino un periódico cordial, como novedad respecto a las otras revistas del grupo, entre las páginas de “Las 2001 noches” figura el modo en que se financia la publicación, en una lista aparecen los socios de honor con el nombre de cada uno de ellos y la cantidad mensual que aporta. Los Psicoanalistas 40,000 pesetas (240 Euros) al mes y esto es una ley, y es así no por casualidad, en las notas de dirección del número uno, Menassa explica: solucionado el problema económico en los renglones anteriores recién ahora al tener economía, infraestructura, recién ahora podré disfrutar de mis versos, bueno, también puedo difundir ideas.

En el número nueve con motivo de la presentación de la revista en Buenos Aires el poeta Alberto Ruiz Ponzo dirá: realmente es difícil hablar de un sueño realizado, ¿Qué poeta no soñó alguna vez con una revista como ésta, una revista que en estos momentos de tan poca aceptación pública para el género, llega a tirar 35,000 ejemplares en Octubre del 97 en forma gratuita? Indica que la capacidad de trabajo y de organización y la capacidad de distribución son prácticamente “asombrosas”, y Juan Jacobo Bajarlía dirá: un poeta como Miguel Oscar Menassa que vive y muere por la poesía, -así diría Cesar Vallejo- no puede morir. Su ingente expansión le llevó a fundar una revista de poesía donde de alguna manera están todos y todas las tendencias, no falta ningún poeta del mundo, América, España, toda Europa, todas las latitudes. En sus páginas se cumple esa enigmática definición que los exégetas extrajeron de cantos de Maldoror. El encuentro fortuito de una máquina de coser y de un paraguas sobre una mesa de disección. Confiando en las palabras de los grandes, Las 2001 noches sigue viva entrometiéndose en el calendario del pueblo.

Para continuar debemos retroceder en el tiempo, en Junio de 1995, mientras el telescopio espacial Hubble fotografiaba por primera vez el nacimiento de una estrella, nace en Madrid “EXTENSION UNIVERSITARIA” con 15,000 ejemplares de DIFUSIÓN GRATUITA, tamaño folio, 16 páginas, a dos colores, editada por la Escuela de Poesía y Psicoanálisis Grupo Cero. En el extremo superior de la portada, un epígrafe del poeta José Martí “La felicidad solo puede hallarse en el camino del trabajo” y en el centro de la página un anuncio que dice: “400 Becas para estudiar Psicoanálisis, Entérate”.

Dentro del editorial explica: Presentamos el número cero de “Extensión Universitaria”, un número prueba, con la esperanza, -que no está mal de vez en cuando tener alguna esperanza- de producir el apoyo tanto de escritores como de lectores y anunciadores, que, en última instancia serán los que nos permitirán pensar que hemos tenido una buena idea, idea que se basa fundamentalmente en llevar a los universitarios y a sectores más amplios de la juventud, una nueva manera de mirar las cosas de la vida, del pensamiento, del amor; una vida fuerte, sin necesidad de violencia, una vida plena de goce, sin necesidad de drogas, una vida feliz en el camino del trabajo.

AMORES PERDIDOS
LOS INDIOS
III

Y soy americano y soy de América.
Mi voz es una voz americana.
Mis lujurias mis locas ambiciones de volar,
son americanas y Madrid, mi querida,
mis pequeños huérfanos parisinos,
no es Europa ni lo será en mil años.
Madrid es trozo central,
del gran diamante americano.
La lengua que genera un don que la supera.
La increíble madre que se quedó sin dueño
y se deja llevar tranquilamente por sus hijos.
El tiempo no es el ser,
pero el ser no puede ser fuera del tiempo
y tiempo es una lengua, una escritura.

Yo soy, de piedra, el indio americano,
que no mató España en la conquista.
Vengo de un cielo, cálido, sin dioses.

De una llanura fértil, casi sin límites.
Soy el sangrante y hablador guaraní,
la pura lágrima, límpida del maya,
el surco abierto, con firmeza, por el inca,
la tristeza, infinita, de lo que no muere.

Soy el árbol, la fruta, el oro, la pérfida esmeralda.
Plata descuartizada, sangriento cobre ametrallado.
Montañas y mujeres saqueadas en nombre de Dios.

Soy de América el verbo, la pluma diferente,
indígena y galáctico, histórico y superfluo,
granítica presencia, hiel de los tiempos.

*** *** *** *** *** *** ***

Queremos ser entonces una publicación comprometida con la vida, con el goce, con la felicidad, con el trabajo.
En su primera etapa contiene poesía, artículos de Psicoanálisis, los decires de un viejo verde y entrevistas a diversos personajes. Jorge Valdano, Fernando Vizcaíno Casas, Fernando Savater, Santiago Carrillo, Ruiz Mateos, Concha García Campoy, Leopoldo de Luis y el mismísimo Menassa pasaron por su páginas.

Cronológicamente tendríamos que haber hablado antes de la Revista Extensión Universitaria que de Las 2001 noches, ya que nace en Junio de 1995 y su primera época llega hasta Marzo del 98, 19 números. Los cuatro últimos, del 15 al 18 son dirigidos por Amelia Díez Cuesta, pero es en el momento en que comienza a salir junto a Las 2001 noches cuando Extensión Universitaria adquiere su carácter actual de revista especializada en Psicoanálisis, esto ocurre en Octubre del 98 donde aparecerán ambas revistas con el número 19, con 60,000 ejemplares, modifica su aspecto totalmente y adopta la misma estética que Las 2001 noches, 8 páginas a tamaño tabloide y en papel de periódico, no lleva sección editorial y cambia la frase de encabezamiento por: PSICOANÁLISIS Y POESÍA ES PSICOANÁLISIS, firmada por Sigmund Freud.

Una de sus secciones fijas es Nuestros Antecedentes, que son: Marx, Freud, Lacán, Hegel, Heidegger y Menassa. Ellos nos anteceden principalmente en la manera de concebir el conocimiento y la transmisión, es decir, a través de una vasta obra escrita y publicada. Hasta el día de hoy con el número cuarenta y seis, ambas revistas han salido cada mes puntualmente a la calle, nos gusta el papel, debemos reconocerlo, pero el Grupo Cero, ha demostrado la capacidad de modificarse con la experiencia, de amar otros amores, cualquier soporte es bueno para una revista si el contenido de la revista soporta la mirada del lector, con esa filosofía nace en Junio del 2000 “El Indio Gris” revista semanal por internet, se define como revista unipersonal de recolección de basura, dirige, fusiona y corresponde, Miguel Oscar Menassa, la fusión con más futuro del siglo XXI “El indio del Jarama” y “El brillo de los gris”. Justamente un año después, se estructura en secciones que van de la Poesía al Psicoanálisis, pasando por cartas, erotismo o pornografía y algo de basura, es decir política.

Hoy “El Indio Gris” va por el número sesenta y uno, sale a la vista del público cada jueves de manera online y se presenta en varios idiomas, Castellano, Inglés, Francés, Portugués, Italiano, Alemán, Árabe y Catalán. Además de reflejar las tendencias poéticas, las revistas de literatura permiten a los jóvenes darse a conocer, ser leídos. Esto el Grupo Cero lo sabe muy bien, por eso es que en su programa de la escuela de poesía incluye en “Los Amaneceres” o “Tiempos de producción”, el Punto No. 5: “El grupo confeccionará un simulacro de revista”.
Punto No. 6: “El coordinador interpretará dentro de las leyes político-económicas ese germen de órgano de difusión de la escritura grupal o de otras escrituras que representen el pensamiento grupal. De esta manera se produjeron “Aceros Madrid”, “La Cosa Nostra”, “Más”, “A Arte”, “El loto Cardio” y “Artistas del Vértigo” que llegó a nueve números y que sufrió una interrupción en formato impreso para pasar a ser una revista online vigente. Pero solo llegan a ser verdaderamente importantes si responden a un movimiento.

En España, encontramos varios ejemplos, el modernismo produjo la Revista Cervantes, Juan Ramón Jiménez dirigiría dos revistas: “Índice” y “Sí”.
En los años 20, dos nombres darían voz al Ultraísmo “Grecia y Tableros”, La Generación del 27 “Litoral” en Málaga, “Medio día” en Sevilla y “La Gaceta Literaria”.
Jorge Guillén estuvo al frente de “La verdad” en Murcia. El verdadero auge de las revistas de poesía se produjo después de la guerra civil y podemos definir en ellas tres tendencias:

El neoclasicismo representado en Madrid por la revista “Garcilaso”, dirigida por José García Nieto.

“El León” Victoriano Crémer, refleja una preocupación social a través de la revista “Espadaña”.

Ricardo Molina, Juan Bernier y Pablo García Baena, vuelven al escepticismo y la exaltación del lenguaje en la Revista “Cántico en Córdoba”

“Apocalipsis Cero”, “El Indio del Jarama, “Extensión Universitaria”, “Las 2001 noches” y “El indio gris” son las revistas que responden al Movimiento Científico y Cultural Grupo Cero.

Madrid 28 de Julio 2001
Escrito de Carmen Salamanca

Cuentan que Lenin le dijo a Dostoievski, estamos haciendo historia y éste le respondió: “si lo escribimos”. Ya sabíamos que la escritura de Menassa figura en la historia de La Literatura, lo que hemos constatado por escrito en el Congreso que hoy finaliza es que el Grupo Cero forma parte de la Historia de España.

Revistas no tan gratuitas, las revistas van y vienen, se exhiben, se muestran para desaparecer en manos de un poseedor ocasional, entre ellas se desencadena un raro juego, requieren lectores avezados, mirones atolondrados o ambos a la vez, según lo determinen sus contenidos o las diversas formas en que puedan contenerse pero con el tiempo y de manera general se han ido distribuyendo en dos grandes especies, aunque no muy específicas; están las que se hacen pagar y las gratuitas.
Las últimas, quizás ligeras de los folletines que se repartían sin costo o por unas monedas, se han instalado en sus usuarios y a famosos buscadores como si fueran el viejo oro californiano que emana del cielo. Abundan en la boca del metro con los estantes de tiendas multitudinarias, sin embargo han generado un hecho paradójico observable en los últimos años, ellas en su mayoría se leen de punta a punta, con cierta devoción y de modo detallado, sus páginas no se saltan al azar, como las de pago. Buscan una figura o una escena espectacular, se van deshojando el orden que sus lectores habituales han figurado a su antojo, en una palabra tienen la accesible virtud de crear un lector en continuidad activo y personalizado, la inversión la hacen los editores y sus soportes publicitarios, los receptores se encargan de una imprevista, imperceptible tarea: Asimilar, difundir y socializar un vehículo cultural. No lo saben pero lo hacen.

En cambio los que han pagado el ejemplar lo retienen, en pocas ocasiones es archivado y la costumbre lo ha vuelto prescindible, cuando no ha sido atrapado por una mano ávida que no desea pagar el precio estipulado y de ahí la paradoja final, las revistas gratuitas se han vuelto imprescindibles, demandadas sin cesar y buscadas como si tuvieran un alto precio, las revistas caras, salvo contadas excepciones, después de una circulación restringida, se vuelven desechables y acaban en una ironía mercantil su menosprecio.

Miguel Oscar Menassa ha sido un poeta visionario y súper-productivo en su deseo de difundir La Poesía. Cuando internet se convierte en una necesidad básica de la población, Él, ya tiene sus ojos puestos en estas plataformas del futuro que le permitirán el acceso a la poesía a muchos más lectores, a continuación se encuentran las direcciones de las revistas editadas por Grupo Cero, vigentes en la modalidad online GRATUITAS.

http://www.las2001noches.com/
Revista de Poesía entrega mensual.

http://www.extensionuniversitaria.com/
Revista de Psicoanálisis entrega mensual.

http://www.indiogris.com/
Revista de Poesía y Psicoanálisis entrega semanal, cada jueves.

http://www.poesiagrupocero.com/
SUSCRÍBETE!! Y recibirás tu poema del día editado y un inédito, en tu correo electrónico todos los días.

Ver programa de televisión sobre la historia de las revistas del Grupo Cero

PRÓXIMO PROGRAMA JUEVES A LAS 22 HS (HORA ESPAÑOLA)

POESIA MAS POESIA 2022 1 - Poesia Online
La imagen tiene un atributo ALT vacío; su nombre de archivo es descarga.jpg

Deja un comentario